Muere Delfín Rodríguez, historiador ilustrado – .

Muere Delfín Rodríguez, historiador ilustrado – .
Muere Delfín Rodríguez, historiador ilustrado – .
---

No es nada fácil navegar por la historia de la modernidad y la estética contemporánea sin desorientarse, temer el vértigo o acabar refugiándose en el tradicionalismo. Pocos historiadores han mostrado una pasión moderna tan intensa como Delfín Rodríguez (nacido en Puertollano en 1956); Licenciado en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y doctorado por la UNED con una tesis sobre Pedro José Márquez y el debate arquitectónico a finales del siglo XVIII. Este profesor fue, sin duda, uno de los mejores profesores e investigadores de la universidad española. Impartió innumerables cursos y dirigió congresos especializados, pero nunca dejó de tener un afán de intervención pública, que manifestó cuando escribió durante muchos años una crítica de arte para ABC Cultural, en particular “exposiciones históricas”, haciendo siempre gala de su enorme agudeza. y rigor.

A principios de los años 80, gracias a una beca de la Accademia dei Lincei, pudo profundizar en la obra de Bernini (de la mano del gran historiador Giulio Carlo Argan) a quien dedicó una extraordinaria exposición en el Museo del Prado. Nunca dejó de tener una particular predilección por la cultura italiana, así como una particular obsesión por la obra visionaria de Piranesi.

Delfín Rodríguez fue un teórico e historiador imprescindible de la arquitectura, una disciplina algo relegada en los planes de enseñanza de la historia del arte. Su investigación le ha llevado desde la Roma interminable hasta los rascacielos del Movimiento Moderno o la recuperación del ornamento en la posmodernidad, pero sobre todo hay que destacar sus monografías sobre Sabatini o Ventura Rodríguez. A los veinticinco años escribió, con el músico Alfredo Aracil, un librito sobre el siglo XX subtitulado “Entre la muerte del arte y el arte moderno” (1982) cuya lectura es siempre muy recomendable.

Fue miembro de la junta directiva del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía desde 1994 hasta 1997, años decisivos en los que “Guernica” realizó su “último viaje” desde el Casón del Buen Retiro hasta el Hospital Sabatini, que finalmente adquirió del tamaño de un gran museo. Delfín Rodríguez recordó la decisión que con este patrocinio de profesores universitarios (entre ellos Bozal o Jarauta) tomaron la decisión de impedir que esta pareja de Guardias Civiles que componían tan inquietante escena estuvieran nunca al lado del icono picassiano. A lo largo de los años, Delfín Rodríguez ha demostrado que su vocación no puede limitarse a las aulas universitarias y, por ello, ha ejercido durante más de dos décadas la tarea de miembro de la junta directiva del Círculo de Bellas Artes, al que calificó, con precisión completa. ., como “un laboratorio de pensamiento y cultura contemporánea”.

También ha comisariado importantes exposiciones como “El color de las vanguardias” (1995), “Las huellas de Juan de Herrera y sus discípulos” (2001) o “Arquitecturas pintadas. Del Renacimiento al siglo XVIII” (2011). Este incansable historiador de ‘La Maison des Métaphores’, estudioso del Grand Tour, nos deja con una aguda sensación de melancolía. Nunca olvidaremos su lucidez, esa pasión académica, su coraje crítico, la cordialidad de su trato, una elegancia moderna propia de una mentalidad ilustrada.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV Sensualidad, seducción… y mucho baile en la Bienal de Flamenco de Sevilla
NEXT Arte callejero en la habitación del hotel – viajes – .