¿Quién es Emilienne Malfatto? – .

---

“Llegó como una ola. Una fuerza que brotaba de las entrañas. Al principio, no entendí. La tierra tembló en mi estómago. Un golpe en una puerta, un maremoto. No quería entender. Levanta tu cabeza. Las palomas volaban en círculos contra las nubes. En el interior, la ola ha vuelto. El cielo parpadeando caí, manos en el polvo, entre los velos negros. Un trozo de algodón acarició mi mejilla. Vino el segundo golpe, el segundo desgarro, el segundo terremoto. Allí, en el suelo, entre los pelos negros, en el polvo, comprendí. Y el universo se estrelló contra mí.

comienza así Deja que el tigre llore por ti (publicada por Metalúcida), la primera novela del periodista y fotógrafo francés Emilienne Malfatto, ganadora el año pasado del premio Goncourt a la primera novela y se presenta este domingo en el Salon du livre. Por primera vez en Buenos Aires para ir a la Feria, Bugle habló con Malfatto sobre ese éxito y su trabajo como corresponsal de guerra en Irak.

“La violencia contra la mujer es una realidad que tienes en todo el mundo, hay feminicidios en todo el mundo: en Europa, en Argentina. Pero a los occidentales les gusta señalar con el dedo. Escribí esta novela y no pensé que iba a tener éxito, la escribí porque la necesitaba para mí y la gente empezó a leerla y a decir que la están haciendo ahí abajo, que mal y les digo, yo’ Lo siento mucho, pero esta matanza de mujeres se hace en todas partes del mundo y no es solo en Irak, pero está bien que los occidentales señalen con el dedo y digan, mira lo que están haciendo allí y nosotros somos los buenos aquí”. dice Malfatto en su español con acento colombiano, tomando jugo de naranja en la terraza de un bar de Palermo.

“Que el Tigre te llore”, de Emilienne Malfatto (Metalúcida).

-El Tigre es otro personaje.

–No tenía planeado escribir esta novela, no era un plan para escribir ficción, no tenía ambiciones literarias y salió como –suena muy místico y no lo soy – pero es como me lo dictaron y lo escribí súper rápido en tres o cuatro días. Siento que no elegí escribirlo. Estaba en Francia cuando lo escribí. Es totalmente una ficción aunque se base en una cierta realidad de violencia contra las mujeres.

-¿Cómo te sentiste cuando te dijeron que habías ganado el Goncourt?

– Fue hace exactamente un año, fue muy surrealista. Si naciste en Francia, es como el gran problema pero al mismo tiempo es como de otro mundo. Fue mucha alegría y en mi familia estaban súper felices, abrieron una botella de champaña, y además llegó el día del cumpleaños de mi papá entonces fue como ‘aquí está el regalo’.

La gran sorpresa fue quedar finalista: Recibí un mensaje de una señora que trabaja en el mundo editorial y me decía algo así como felicidades por la lista Goncourt y yo pensé que era una broma, que tengo que ver con Goncourt, Pensé y me envió una captura de pantalla de la lista de finalistas y yo estaba como lo que pasó aquí. Fue surrealista tener tu nombre asociado con esa palabra.

–Hay una frase en el libro que impacta, que dice “una niña muerta vale más que una madre soltera”, que describe la violencia contra la mujer.

Describen el patriarcado. En Francia, la violencia también está muy presente, aunque sea simbólica; Siempre me llama la atención cómo los hombres les dicen a las mujeres cómo vestirse y cómo desvestirse.

Si te revelas mucho, eres una puta…, si tienes minifalda no es bueno porque te descubren. Pero si eres musulmán y quieres cubrir tu cabello porque es tu cabello, entonces eres una víctima de la religión. ¿Por qué no nos dejan en paz a las mujeres?


La periodista francesa Emilienne Malfatto. Foto ©Raqaye Kadhem/ Cortesía de Metallucid

–¿Qué estudiaste en Colombia?

–En Colombia, estudié en La Nacional (Universidad Nacional de Colombia), que amo con toda mi alma, vi sociología, segregación socioespacial, cine, raza, género y sexualidad en América Latina, que fue súper interesante.

– ¿Y la fotografía?

Soy muy autodidacta en fotografía.

– ¿Pudiste mostrar las fotos al pueblo iraquí?

-En Irak, hicimos un proyecto con las chicas y estaban muy contentas: les traje un álbum de fotos y las fotos y llenaron el álbum y una cámara Polaroid. Pero también hay personas que nunca volveremos a ver.

– ¿Y qué opinan de este sistema? Porque hay un personaje de la novela que acepta lo que le tocó vivir.

–Si vives en un mundo y siempre has vivido en ese mundo, naturalizas las cosas, no estás aquí cuestionando el dulce de leche o el boxeo y si vives en un mundo donde tu mamá lava los platos y tu papá, no , donde tu madre maneja la lavadora y tu padre maneja el auto, eso te parece normal.

Empiezas a cuestionarlo cuando llega un elemento cuestionador, de hecho yo, en un pueblito donde trabajo mucho en Irak, soy un elemento disruptivo, porque llego y tengo amigos que se sientan en el sofá y quieren un té y en lugar de levantarse, le gritan a su hermana que les traiga el té y yo les digo: oye, levántate y ve a buscar tu bendito té y deja de gritar y me miran como si fueras tú, pero les sigo diciendo.

---

“Iraq: Cien días de Thawra”, fotografía de Emilienne Malfatto. /visapourlimage

“¿Y se levantan?”

-No, no me paran pero también hablo con las niñas, con las niñas, las llevo en bicicleta, ahí las niñas no andan en bicicleta. Hasta cierta edad no está tan diferenciado lo que puede hacer cada sexo, pero luego sí, a partir de los 10 años.

-Es como un destino.

– Sí, como era aquí hace un siglo: tú en casa bordando y los muchachos a caballo peleando. Hay muchos paralelismos que puedes dibujar.

– ¿Qué opinas del hecho de que eres periodista pero ahora te están entrevistando?

-Está bien, pero prefiero estar del lado del interrogador.

–Y usted estaba trabajando en los asesinatos de líderes sociales en Colombia, está en su libro anterior que no es ficción, Las serpientes vendrán por ti.

–Fue una gran lección y una bofetada al periodismo. Vino a buscarme un periodista y editor francés que estaba pensando en una colección de libros para una editorial y me preguntó en qué me gustaría trabajar y le dije que quería dedicarme a un solo caso porque me parece que los números no sirven, hay que encarnar los números en las personas y le rastreé el caso a una mujer, María Leiva, asesinada en enero de 2019, en una finca cerca de Santa Marta, cerca de Tairona, que quedó en la moda, pero el los niveles de violencia son muy altos.

Decidí rastrear su caso, pasé varios meses investigándolo, hablé con su familia que está en la clandestinidad, hablé con el tipo que creo que lo mandó a matar. En el libro digo eso, esa es mi hipótesis. También es interesante admitir que no has llegado a ninguna verdad, a veces los periodistas, si no saben, inventan la respuesta. Les he pedido que compensen mi edad, por ejemplo, y digo, oye, si no sabes algo, pregúntame.

-¿Ha sido amenazado por sus investigaciones?

-No, pero me dijeron, si entras en este campo, hazlo con gente de confianza.

– Y en Irak, por supuesto, tu vida corría peligro.

Sí, porque es periodismo de guerra. Irak ya es un ambiente muy familiar, hablo el idioma, llamo a mis amigos. Hay un vínculo muy fuerte. Y en el periodismo de guerra se vive muy duro; Todos podemos morir, yo podría tener un infarto aquí y caerme de la silla, o podría ser atropellado por un auto que sale de aquí.

Pero cuando estaba haciendo periodismo de guerra, era como saber de una manera mucho más concreta que ibas a trabajar pero existía la posibilidad de que no regresaras. Tout est un peu plus intense et ça devient addictif parce qu’ensuite tu reprends une vie normale et tout semble insipide, mais je n’avais toujours pas envie de sombrer là-dedans, je ne suis pas en Ukraine par exemple et je pourrais l ‘estar.

Tengo amigos que, si pasa algo en Libia, van a Libia y así sucesivamente y yo no hago eso y no quiero hacerlo. También porque me interesa más conocer un tema y poder hablarlo bien y tener una conexión con un tema, con un país, con una región que saltar de conflicto en conflicto.

No pretendo explicar Irak pero hay cosas que entiendo de la sociedad porque compartí mucho con la gente y por lo menos si les digo algo es porque lo viví y también sobre Colombia. Prefiero eso a aparecer y hacer una historia para mí, pero bueno, también depende de cómo funcione la industria.

*Este domingo a las 18:30 horas se presentará la novela “Que le tigre te pleure” de la escritora francesa Émilienne Malfatto. El autor dialogará con la escritora argentina Carla Maliandi. En la sala Domingo Faustino Sarmiento del Pabellón Blanco. Organiza: Instituto Francés de Argentina y el sello Metalúcida.

ordenador personal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Etiquetas: Ella verano correspondiente guerra Irak escribe libro ganó Goncourt quien es Emilienne Malfatto

Quién Emilienne Malfatto

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV La nueva adaptación de “Flames of Vengeance”, el libro de Stephen King, se distancia de la película de 1984
NEXT Paul Ingendaay y Donna Leon celebran a Ross Macdonald – .