México hilvana fracasos en su apuesta por liderar organismos internacionales

México hilvana fracasos en su apuesta por liderar organismos internacionales
México hilvana fracasos en su apuesta por liderar organismos internacionales
---
Candidatos mexicanos a la OMC, OPS y BID: Jesús Seade, Nadine Gasman y Gerardo Esquivel.Cuartoscuro / El País / EFE

México, el segundo país más grande de América Latina y la decimoquinta economía más grande del mundo, no lidera ninguna organización internacional importante. El Banco de Pagos Internacionales, que encabeza Agustín Carstens, es la única excepción en un panorama global sin mexicanos al frente. Y no es por falta de intentos. En los últimos tres años, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha presentado candidatos a la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y, más recientemente, al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ninguno fue elegido. Los motivos van desde la presentación de candidaturas inapropiadas y sin suficiente consenso, hasta la ausencia del presidente en las cumbres de los mandatarios, según un exsecretario de Relaciones Exteriores y dos exembajadores consultados.

A primera vista, no había nada malo con las propuestas de México. Jesús Seade, candidato a la OMC en 2020, había sido uno de los fundadores de la organización y como representante de López Obrador había cerrado la negociación del TMEC con Estados Unidos y Canadá. Nadine Gasman, quien fue lanzada este año para presidir la OPS, tiene un doctorado en salud pública de la Universidad Johns Hopkins y actualmente es la jefa del Instituto Nacional de la Mujer. Finalmente, Alicia Bárcena, luego reemplazada por Gerardo Esquivel en la carrera por el BID, había estado al frente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) durante 14 años. Además, los candidatos se presentaron a tiempo, varios meses antes de las elecciones.

Los tres casos terminaron en derrota. Seade, que se presentó como “el candidato con experiencia en negociación” en una entrevista con este diario, fue eliminado en la primera vuelta de unas elecciones que finalmente ganó Nigeria. La misma suerte corrió Gasman, aunque días antes aseguró que había hablado con 36 de los 38 integrantes de la organización. Bárcena, por su parte, se retiró en el último minuto y fue reemplazada por Gerardo Esquivel. Con apenas una semana de campaña, la vicegobernadora del Banco de México quedó en tercer lugar en la votación del pasado domingo, con el apoyo de solo dos países latinoamericanos. Tanto en la OPS como en el BID, ganó el candidato brasileño.

¿Qué esta pasando? Independientemente del gobierno, a México siempre le ha costado colocar a sus candidatos, según Jorge Castañeda, secretario de Relaciones Exteriores de Vicente Fox entre 2000 y 2003. “Lo hacemos tarde o hay gente que lo hace mejor, por ejemplo los brasileños. O hay países que nos vetan o nos consideran demasiado cercanos a Estados Unidos”, explica. Como ejemplo de esta desventaja histórica, el caso del doctor Julio Frenk, exsecretario de Salud de Fox, quien fue derrotado dos veces en su carrera para presidir la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, la sequedad de los altos cargos en este sexenio es particularmente estruendosa. El problema, según los diplomáticos consultados, comienza con una deficiente selección de candidatos. Según Martha Bárcena, embajadora de México en Estados Unidos entre 2018 y 2021 y designada por López Obrador, hay una falta de “profesionalismo” por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard. “En el Ministerio de Relaciones Exteriores, no hay más diplomáticos. Los funcionarios allí no saben cómo se procesan las solicitudes, no entienden que antes de presentarlas hay que consultar con otros países y evaluar si serán viables”, dijo. “Si no lo haces, es como enviar candidatos al matadero”. Este diario solicitó sin éxito una entrevista al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para la OMC, México optó por Seade, aunque el gerente general saliente es brasileño y hay una regla no escrita que favorece la rotación regional. Además, en ese momento se buscaba una mujer. Bárcena asegura haber advertido a López Obrador que la opción de Seade no se iba a materializar, pero decidió quedarse con la apuesta. Algo similar sucedió con Alicia Bárcena. Ya en tiempos de Donald Trump, México había “lanzado” la idea de su candidatura al BID y había recibido rechazos. Unos años después, con Joe Biden en la Casa Blanca, volvió a intentarlo, a pesar de que algunos congresistas republicanos criticaron la supuesta simpatía de Bárcena por los gobiernos de Cuba y Venezuela. En el caso de Gasman, su matrimonio con un médico cubano también despertó sospechas.

México malinterpretó las situaciones y esto le costó el apoyo de Estados Unidos, su principal socio comercial. En el BID, la Casa Blanca tiene el 30% de los votos, porcentaje que prácticamente garantiza la victoria de quien decida apoyar. Ante la ausencia de un nominado popular mexicano, los votos estadounidenses fueron para el brasileño nominado por Jair Bolsonaro, quien no tiene una relación cercana con Biden. La Secretaría de Hacienda de México respondió en un comunicado poco diplomático que lamentaba “la política de más de lo mismo”. Martha Bárcena, por su parte, llama al realismo: “Nosotros no podemos ir en contra de los grandes contribuyentes, nos guste o no. Los candidatos pueden tener enormes méritos profesionales, pero simplemente no eran el perfil”.

---

El Gobierno enfrenta otro desafío: la limitada presencia internacional del presidente López Obrador. “La mejor política exterior es la política interior”, dijo el mandatario al inicio de su sexenio, y desde entonces solo ha viajado a Estados Unidos, Cuba y cuatro países centroamericanos. No has visitado Europa, América del Sur, Asia o África. Y, por el contrario, recibió pocas visitas. En el último mes, además, se ha perdido cumbres de alto nivel como la COP27 y el G20, donde los únicos otros líderes que no asistieron fueron el ruso Vladimir Putin, debido a la guerra, y el brasileño Jair Bolsonaro, que se marcha. “Si México no participa en el concierto internacional, los demás no te escuchan”, dice Jorge Castañeda. “El tipo de relación que le permitiría al presidente hablar con donantes europeos en el BID para pedir su apoyo no existe”. La presencia de Ebrard en estas reuniones no es suficiente, agrega Martha Bárcena. “Los presidentes hablan con los presidentes, no con los cancilleres”, subraya.

El intercambio de votos actuales por votos futuros y convocatorias al más alto nivel son fundamentales, como demuestra la experiencia de Ángel Gurría, secretario general de la OCDE durante 15 años (2006-2021). A pesar de su pasado priísta, el gobierno de Fox (PAN) se movilizó para lograr su elección, recuerda el académico Carlos Elizondo, exembajador ante la OCDE entre 2004 y 2006. Gurría visitó todas las capitales de los países miembros, pero la campaña no se quedó ahí . “En una Cumbre de las Américas, Fox fue al presidente George W. Bush y le dijo: ‘Apóyanos’. Lo interesante es que sin esta solicitud cara a cara de Fox, quizás no hubiéramos ganado”, dice Elizondo. “Es lo primero que no está haciendo este gobierno. No entiende las reglas del juego.

Suscríbete aquí ala Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país

Suscríbete para seguir leyendo

Leer sin limites

- mexico cadena los fracasos en intento liderar los organizaciones internacionales

México hilvana fracasos apuesta por liderar organismos internacionales

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV CDMX, Edomex, Nuevo León y Veracruz entidades con mayor aporte al PIB – .
NEXT La Jornada – Fundación Dar Ayuda a la Niñez rehabilita los espacios públicos de la CDMX – .